titular
 
    SIMBOLO
SIMBOLO  
 
   

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   

 

EL LABERINTO COMO UN MOVIMIENTO DE LA ENERGIA DE FUERZA DE VIDA.

laberinto

El  laberinto de siete pliegues es un símbolo universal, que se encuentra en todo el mundo, lo encontramos grabado en piedra en las costas escandinavas o gallegas, también en  el pavimento de iglesias medievales en Inglaterra, Irlanda, Francia, desde China, el Tibet, Perú y los Indios Americanos, laberintos famosos son el de Knossos en Creta, el del Templo de Amenemhet II en Fayúm Egipto y el de la Catedral de Chartres en Francia, los peregrinos lo recorrían de rodillas, equivaliendo para ellos a un viaje a Tierra Santa.
El motivo, pues, de estar en un laberinto, despierta en nosotros una inevitable fascinación ya que se trata de una imagen arquetípica del mundo.  Desde un punto de vista espiritual supone la búsqueda de la verdad. Representa la vía iniciática, la transformación alquímica de lo denso (plomo) en sutil (oro); el paso del yo inferior (ego) al verdadero yo (espíritu).
Existen siete regiones en él, que se relacionan con el latido del corazón humano.  En la antigua escuela de misterio Druida en la Isla de Avalon en Inglaterra, para llegar a la cima de la montaña tenían que caminar a través de este mismo laberinto, avanzando y retrocediendo a través de este movimiento.
Richard Feather Anderson, autor y experto en laberintos, descubrió que cuando se camina a través de él uno es forzado a moverse a través de diferentes estados de conciencia, viviendo una experiencia  única. Esto ocasiona que la energía de la fuerza de vida se mueva a través de los chakras en el siguiente patrón: tres, dos, uno, cuatro, siete, seis y cinco. La energía comienza en el tercer chakra, después pasa al segundo, luego al primero, posteriormente salta hacia el corazón (cuarto), después hacia el centro de la cabeza a la glándula pineal  (siete), luego al frente de la cabeza, a la glándula pituitaria(seis) y finalmente baja hacia la garganta (quinto).
Cuando se recorre este laberinto, a menos que uno bloquee la experiencia, se moverá automáticamente a través de estos cambios, incluso, aunque no sepan sobre estas, pasarán de todas formas a través de la experiencia.  Muchas personas en todo el mundo se han percatado de esta  verdad.

Te invitamos a recorrer nuestro laberinto, el cual fue construido por el Maestro Drúnvalo Melchizedek  (la geometría sagrada), en una actitud meditativa y déjate vivir la experiencia.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player